Una nueva mirada para la búsqueda de empleo

nuvea mirada para buscar empleo

Me gusta un antiguo proverbio chino que nos recomienda  aprender  a “observar viejos paisajes con una mirada nueva”.

Si pudiéramos dedicar al menos  10 minutos al día a tener otra mirada hacia nosotrxs, si pudiéramos dedicar 10 minutos a mirarnos con más objetividad, descubríamos, no sin una agradable sorpresa que contamos con muchas y grandes capacidades y no dejarnos condicionar demasiado rápido por las circunstancias o por la vieja percepción que tenemos de nosotrxs mismxs.

Practicando ésta nueva mirada llegamos al “asombro” pero al asombro de lo que somos y del potencial insospechado que tenemos porque asombrarse es detenerse y tomar otra visión necesaria, otra perspectiva, darnos cuenta antes de reaccionar para descubrir nuevas potencialidades  cuando crees que las que tienes se han agotado.

Cuando conseguimos percibir diferencias que antes no las veíamos, las cosas cambian y las posibilidades también. Al percibir estas diferencias estamos percibiendo el “sexto sentido” que tanto nos cuesta escuchar, pero qué cuando lo hacemos…  ¡¡nunca fallamos!! Esa otra mirada que  nos ayuda a tener otra actitud ya que, poco a poco, vamos recuperando información importante que nos lleva a un estado de confianza, especialmente valiosa en la búsqueda de proyectos laborales.

Para buscar ese momento, al que denomino “momento 10”, hay que comprometerse, a pesar del mundo y de las prisas, a buscarlo y explorar. Relativizar nuestras  certezas, nuestra situación y tratar de verla como una oportunidad que se abre en base al gran asombro que he tenido de mi mismx cuando me he mirado igual, pero de otra manera. Por lo tanto, dejemos de ser tan rigidxs y exigentes con nosotrxs y hagamos un huequito para el asombro, para descubrir-nos o al menos para “reconsiderarnos”.

Deja un comentario