Facilitando el Cambio

¡¡¡¡Tú si que vales!!!!

Uno de los elementos más relevantes a la hora de elaborar un Curriculum es aquel en el que muestras todo lo que vales y todo lo que has conseguido a lo largo de tu experiencia laboral. Todo eso que te hace sentir tan orgullosx es algo que que no puedes dejar de mencionar en tu Curriculum .

A estas experiencias las describimos como éxitos profesionales que todos hemos tenido y que nos van a aportar un valor diferenciador con respecto otras candidaturas que estén optando al mismo puesto de trabajo que nosotrxs

Te van a diferenciar porque van a demostrar qué habilidades has utilizado para obtener esos resultados que has conseguido y de los que te sientes especialmente orgullosx.

Esas habilidades van a definir el CÓMO actúas ante situaciones y el CÓMO resuelves determinadas situaciones, dejando más claro el beneficio y la ventaja diferencial que obtienen si optan por tu candidatura .

Estos éxitos profesionales muestran tus contribuciones a una organización, lo que sucede es que habitualmente somos muy humildes, nos cuesta reconocer nuestros méritos y no damos importancia a todas aquellas tareas que hacemos casi a diario y que gracias a ellas logramos metas que en un principio ni tan siquiera imaginábamos poder alcanzar.

La Humildad es un valor relevante en las personas pero cuando la llevamos al extremo dejan de ser valores, ya no nos guían, por el contrario, lo pasamos mal y no nos permite reconocer los objetivos que conseguimos. No nos permitimos reconocer todas las iniciativas, todas las soluciones que damos a los problemas cada día.

Esperamos a que nos reconozcan del exterior pero no damos con la clave.

Una de las cosas que nos puede dar pistas es identificar cuales son las creencias que tengo respecto a mi mismx, ser consciente de ellas y cuestionarlas. No hacerlo supone entrar en un estado denominado autoboicoteo: Hay innumerables formas de ejercer ese boicot hacia nosotrxs mismxs:

  • “Otras personas lo hacen mejor que yo”.
  • “No merezco que las cosas me vayan bien”.

Pensamientos internos negativos que condicionan lo que decimos y lo que hacemos. Pero si somos conscientes de ellos tenemos la oportunidad de cambiarlos y de este modo poder valorar, mucho más objetivamente, lo que hacemos día a día.

Recuerda: ¡¡¡TÚ vales mucho!!! (Muchísimo más de lo que te imaginas)

Deja un comentario