Sesión de Coaching en la Akademia

sueños

Cada vez más jóvenes sienten que la formación tradicional no les aporta las herramientas y habilidades que necesitan para enfrentarse a las diferentes situaciones que les depara la vida. Son pocos los que se convierten en adultos con capacidad de responder a preguntas  esenciales como:

  • ¿Quiénes somos?
  • ¿Cuál es nuestro propósito en la vida?
  • ¿Qué necesitamos para ser felices?
  • ¿Cuáles son nuestras cualidades, fortalezas y virtudes innatas?

En septiembre de 2015 tuve la oportunidad de entrar a formar parte del equipo de formadores de la Akademia Bilbao, un proyecto de educación emocional gratuita para jóvenes entre los 16 y los 22 años.

Se trata de un proyecto altruista, donde los jóvenes reciben de forma totalmente desinteresada esta formación impartida por un equipo que formamos más de 25 especialistas y que está avalado por el Master de Desarrollo Personal y Liderazgo de la Universidad de Barcelona, y por su fundador, Borja Villaseca.

Educación Emocional

Hace pocos días tuve la oportunidad de desarrollar, junto con mi buena amiga y excelente profesional de la innovación y la gestión del cambio Karitte Alegría, (Es un lujo poder contar con ella) el taller en el que trabajamos esencialmente en descubrir el sentido y  propósito en relación al futuro laboral de estos jóvenes

Pero el propósito de este post no es el de mostrar cómo se desarrolló el taller, ni las “enseñanzas” que pude o no aportar a los participantes, sino manifestar que pude descubrir cómo una de las razones que dan sentido a mi profesión de coach es el poder experimentar con todo aquello que “predicamos“, con las emociones….

Lo cierto es que, durante el taller tuve la sensación de hacer un repaso sobre lo que da sentido a mi vida y a mi profesión. Este taller me ha permitido reorientarme y alinearme de nuevo con los valores que me impulsan.

Es curioso como las reflexiones de los jóvenes nos ayudan a nosotros a ser conscientes de que aún tenemos asuntos inconclusos  que debemos cumplir, porque quizás muchos de los sueños que de jóvenes se nos quedan ahí, en la idea, en el sueño, y hay temas pendiemtes que no llegamos a materializar.

De ahí la importancia de perseverar, de continuar, de ser capaces de aprender de nuestros errores, de ser disciplinados y de llenar de borrones los folios en blanco para tirarlos despues a la papelera, sitiendo que cada hoja que emborrono es un mundo de experiencias y de aprendizaje.

Por último os dejo un whatsapp de una persona que participó en el taller y que me han enviado recientemente:

Del taller de ayer me llevo en especial la reflexión y conexión que hicimos guiada por la coach. Mediante la respiracion me parecio alucinante como llegue a conectar conmigo y a visualizar alguna idea. Fue increíble. Por otro lado, me llevo la consciencia de que antes de desear tener algo o lograr algo hay que pensar como lo vamos a hacer, que soñar al final necesita un camino a recorrer para consegyir nuestras metas

Estas pequeñas cosas,estas emociones son las  que realmente dan sentido a mi profesión y alimentan mi vida 🙂

Gracias

Y a tú, ¿Ya sabes qué da sentido a tu vida?

Dejar un comentario