¿Qué es el Coaching?

El coaching es una herramienta para la vida, para alcanzar metas, es decir, es una herramienta para el cambio. Un proceso de coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. El coach te ayuda a aprender en lugar de enseñarte.

Ve en cada momento sus fortalezas y debilidades y sabe de lo que son capaces.

Hay un apoyo continuo que a la vez que exige dar lo mejor de sí mismos a través de desafíos y determinación.

El término coaching tiene su origen en el mundo del deporte. Un Coach es un entrenador que acompaña y ayuda a los deportistas a conseguir su excelencia, y por lo tanto, orienta a eliminar sus bloqueos mentales.

El coaching se aplica a nivel personal, a nivel profesional, grupos, equipos y otros, comprobando cambios que afectan positivamente a nosotros y a nuestro entorno.

A través de la acción y de la experiencia, vivimos los sueños.

¿Qué NO es el Coaching?

  • El coach no es un Psicólogo. (Pero un coach que además sea psicólogo supone un buen punto de partida)
  • El en un proceso de coaching no se aconseja. (El cliente aprende de sí mismo).
  • Un coach no opina, ayuda a descubrir.
  • El coach no actúa.
  • El coaching no promueve, acompaña.

EL COACHING DESBLOQUEA LOS POTENCIALES

EL COACHING CUESTIONA LAS CERTEZAS

“Sólo se que no se nada”

– Sócrates –

EL COACH ACOMPAÑA AL AUTOCONOCIMIENTO


¿Para qué sirve el Coaching?

1. Para establecer objetivos mejores o mas ambiciosos

El cliente pide que le ayudemos a encontrar objetivos por los cuales guiarse para mejorar. Tener objetivos en la vida es lo que hace que nos mantengamos ilusionados y motivados para conseguir cosas. El coach ayuda a descubrir cuáles son sus objetivos más profundos, lo que se desea de verdad y lo que le motiva y le da energía día a día.

2. Para conseguir cambios significativos
A veces no estamos convencidos o contentos del todo con la situación en la que nos encontramos ahora y el coaching simplemente nos proporciona las herramientas para ejecutar esos cambios de forma permanente, sostenible y duradera.

3. Aprender a diseñar, y vivir, nuestra mejor vida
El coach ayuda a  diseñar la vida ideal de las personas, plantean cambios para conseguirlo, colaboran en la elaboración de planes de acción, etc.

4. Evolucionar y reorientar una carrera profesional
Existen muchas formas de evolucionar profesionalmente. El coach facilita el encontrar la forma de dar ese paso adelante o reorientar una carrera profesional. ¿Estas aprovechando realmente todas tus habilidades en tu trabajo?

5. Tomar mejores decisiones
A pesar de las circunstancias, y en la sociedad tan altamente cambiante en la que vivimos, aprender a tomar las decisiones correctas es fundamental, sobre todo en empresas. Durante un proceso de coaching. el coach ayuda a plantear todas las opciones y hacer que se descubra cual es la mejor alternativa.

6. Mejorar relaciones de familia y amistades
Encontrar la forma de reforzar lazos con amigos y familia puede ser algo facil de conseguir si el coaching te ayuda a mejorar tus habilidades de comunicacion y de relación.
El Coach define junto con su cliente, como va a ser la relación de trabajo y cuáles son los objetivos a alcanzar.

A partir de este momento, te escuchará y te preguntará con profundidad para descubrir qué es lo que tiene verdadero sentido para ti.

Cómo funciona un proceso de Coaching

 

Diferencias entre coaching y psicología

Existe mucha confusión respecto a las diferencias que existen entre un psicólogo y un coach. En cierto modo, es normal, porque existe poca información fiable al respecto.

Ambas disciplinas son complementarias si bien podemos encontrar diferencias en cuanto a:

  • Formación. La formación de los psicólogos es más amplia que la de los coaches, ya que exige un grado o licenciatura universitaria. En el caso del Coaching, al tratarse de una disciplina relativamente nueva, hay muchos tipos y grados de formación y es importante que estén avaladas por un numero significativo de horas de estudio y años de experiencia.
  • Objetivos. Si bien ambas especializadas se centran en las personas, en que se desarrollen personal y profesionalmente, lo hacen desde perspectivas diferentes. La psicología busca superar una dificultad o problema psicológico, que puede buscar en el pasado. El coaching sin embargo, se orienta al furturo, centrándose en la mayoría de los casos en la consecución de objetivos.

Si lo que necesitas es superar una dificultad o tienes un problema psicológico, deberías optar por un Psicólogo. En el caso de que quieras desarrollar ciertas habilidades, etc. sin tener ningún problema de base, podrás optar por un coach. La combinación de ambas disciplinas aporta una visión mucho más completa y ofrece grandes resultados.

El coaching es un proceso más orientado al logro de objetivos a futuro, mientras que la terapia puede estar más enfocada en la solución de traumas del pasado que están afectando el presente de alguien.

En resumen: el coaching suele centrarse en ayudar a las personas a alcanzar metas que se han fijado o a superar los retos de la vida, empleando un proceso de acompañamiento reflexivo que funciona mediante la inspiración más que la dirección de un coach. Este enfoque ayuda a los clientes a obtener claridad y dirección.

En cambio, la terapia psicológica tiende a centrarse en las experiencias pasadas y los patrones de pensamiento que pueden estar causando síntomas o problemas de comportamiento en el presente de un paciente.

Imagen conenlñace para soliccitar una primera sesión gratuita