No te creas todo lo que piensas. Descubre 50 + 10 sesgos cognitivos que deberías conocer.

Sesgos Cognitivos

El cerebro humano es complejo y para intentar entender mejor el mundo suele desarrollar sus propios “atajos” a los que, desde la psicología y el coaching denominamos sesgos cognitivos

Estos sesgos cognitivos se producen con mucha más frecuencia de lo que puedas imaginar. Cuando le des un repaso a esta lista de 50 sesgos cognitivos sabrás de lo que estamos hablando y serás más consciente de cómo tu mente trata de simplificar la interpretación del mundo, llevándote en muchas ocasiones a realizar una interpretación errónea o, cuanto menos, distorsionada.

Pero, ¿qué es un sesgo cognitivo?

Un sesgo cognitivo es una interpretación errónea sistemática de la información disponible que ejerce influencia en la manera de procesar los pensamientos, emitir juicios y tomar decisiones. El concepto de sesgo cognitivo fue introducido por los psicólogos israelíes Kahneman y Tversky en 1972.

Cada segundo tu cerebro ejecuta millones de procesos mentales. La probabilidad de que algún sesgo cognitivo o, como los hemos calificado anteriormente, atajos influya en tu comportamiento es muy elevada, y ocurre sin que prácticamente nos demos cuenta de ello.

La psicología cognitiva estudia estos atajos, así como otras estrategias y estructuras que utilizamos para procesar la información, identificado una gran cantidad de ellos, que con frecuencia están relacionados entre sí.

Aunque en ciertas ocasiones pueden ser útiles, en ocasiones la falta de racionalidad, de información u objetividad nos pueden llevar equivocación. Estos errores sistemáticos en los procesos cognitivos (pensamiento, percepción, memoria, entre otros) nos producen una desviación en el procesamiento mental, nos pueden alejar de la racionalidad o nublar nuestro juicio.

Ni que decir tiene que el mundo de la publicidad saca mucho partido a nuestros sesgos cognitivos. Por ejemplo, el efecto anclaje, la reactancia o psicología inversa, sesgo de autoridad, etc. son elementos a los que recurren las campañas de marketing para lograr sus objetivos.

Estos días hemos descubierto una infografía bastante entretenida sobre 50 sesgos cognitivos. Se trata de una publicación de la web de Titlemax titulada “50 sesgos cognitivos que hay que tener en cuenta para ser la mejor versión de ti”, y me gustaría compartirlos contigo:

 

 

 

 

Descargar infografía

 

Como te decía, algunos de los 50 sesgos cognitivos propuestos en realidad no deberían estar en la lista o quizás podrían ser reemplazados por algunos de los siguientes, aquí te dejo 10 más:

  • Aversión a la pérdida: es la tendencia a preferir evitar las pérdidas en lugar de la posibilidad de adquirir ganancias.
  • Efecto denominación: Es la tendencia a gastar más dinero cuando está denominado en pequeñas cantidades (por ejemplo, en monedas) más que en grandes (por ejemplo, billetes).
  • Sesgo retrospectivo: Es la tendencia a recordar las decisiones propias como mejores de lo que realmente fueron.
  • Sesgo de disconformidad: Es la tendencia a realizar un crítico escrutinio de la información cuando contradice sus principales creencias y aceptar sin criterio aquella información que es congruente con sus principales creencias.
  • Percepción selectiva: Tendencia en la cual las ansias, esperanzas o ilusiones afectan a la percepción.
  • Efecto foco: Desviación de la predicción del resultado; ocurre cuando las personas sitúan mucha más importancia en un determinado punto o aspecto de un evento.
  • Sesgo de atribución hostil: El sesgo de atribución hostil, o atribución hostil de la intención, es la tendencia a interpretar los comportamientos de los demás como si tuvieran una intención hostil, incluso cuando el comportamiento es ambiguo o benigno.
  • Ilusión del control: La tendencia a sobreestimar el grado de influencia de uno sobre otros eventos externos.
  • Sesgo cultural: es el fenómeno de interpretar y juzgar fenómenos según estándares inherentes a la propia cultura.
  • Efecto animadora: La tendencia a pensar que otra persona es más atractiva en grupo que vista individualmente.

Deja un comentario