La conversación que transforma

Eñ coaching empieza con una conveersación

“Todo vivir humano ocurre en conversaciones, y es en ese espacio donde se crea la realidad en que vivimos”

H. Maturana.

 

Todos bien sabemos que la ausencia de comunicación no existe. Queramoslo o no, siempre estamos comunicando porque el mismo acto intencionado de no comunicar, conlleva un mensaje…. (algo que todos hemos vivido estos días).

Por otro lado, hemos de reconocer que comunicarnos con los demás es el medio más poderoso con el que contamos para construir relaciones.

Desde el coaching creamos ese espacio para la conversación, ese ámbito en el que se construyen catedrales y no bloques de piedra, ese lugar donde se genera la confianza y el  bienestar suficiente para mantener una buena conversación.

Una conversación que conlleva un cambio.

En una conversación de coaching no hay planificación, pero si una intención donde se va construyendo un propósito.

Este planteamiento puede parecer una simplificación excesiva pero, si lo pensamos,  seguro que alguna vez os ha pasado el encontrar la solución a un problema manteniendo una conversación….clara y honesta.

A través del diálogo se deshacen nudos, se aclaran las ideas, se reconocen diálogos internos, se proponen comienzos para el cambio y la  transformación, se identifican necesidades y hasta somos capaces de reconocernos en un futuro….

Conversacion que transforma

Pero también es importante aclarar que estas conversaciones, únicamente se dan en la presencia, en el cara a cara, enfrentando nuestro yo a alguien que es capaz de devolvernoslo de una manera más clara, más nitida… en una conversación de calidad.

No podemos escondernos detrás de un teclado o de una pantalla, y este es otro debate, lo sé, pero las pantallas no transmiten la emoción de la otra persona.– Los emoticonos se crearon para tratar de introducir la emoción del metalenguage, para transmitir esas emociones que sólo podemos poner de manifiesto cuando hablamos y nos comunicamos de verdad, Algo que perdemos cuando nos escondemos tras una pantalla porque un emoticono nunca va a sustituir a una mirada alegre, una sonrisa afable o una lágrima de tristeza…. que recibimos y percibimos emocionalmente en una conversación poderosa-.

En una conversación dentro de una sesión de coaching se mantiene la cordialidad sin evaluar, no juzgamos, ni descalificamos. Comprendemos la situación desde otras perspectivas y la entendemos con atención e interés genuino.

¿Hablamos?

 

Dejar un comentario