Hazlo!! – Just do it!

hAZLO YA

Hay que probar y en la prueba se descubren alternativas sobre las que pensar para decidir la mejor alternativa. Algunos le llaman Lean Star up, otros lo denominamos dar el primer paso, aprender, decidir y dar el siguiente… o lo que es lo mismo, AVANZAR

En mi día a día veo cómo a grandes profesionales con mucha experiencia, conocimientos adquiridos y competencias incorporadas que les cuesta decidir. Tardan o postponen una decisión importante en relación a su mundo y futuro laboral,…  y les cuesta por el miedo al fracaso….

Nadie quiere fracasar y no quiero animar al fracaso, no, (de hecho creo que el fracaso está sobrevalorado), pero si animo a perder el miedo, a tomar decisiones, porque si no las tomas, de una u otra manera estás tomando la decisión de no moverte.

Hemos de asumir que decidir es elegir y elegir es renunciar, y por lo tanto conlleva riesgos, pero también oportunidades, y como mínimo nos permite aprender, experimentar… y sobre todo, no conformarnos.

No soy futbolera, pero me permito mencionar unas palabras de un buen coach deportivo. Pep Guardiola:

“El mayor riesgo es no hacer nada”

Nos ponemos todo tipo de excusas para no abandonar lo conocido, nuestra zona de confort, y sé que es más fácil decirlo que hacerlo pero ¡ojo! Quizás en la no decisión dejamos  parte de nuestra felicidad.

Una de las formas de poder decidir es buscar buenas alternativas, indagando, sopesando, estudiando, investigando y así poder rechazar lo que menos interesa e increíblemente.

“Tras cualquier decisión , incluso la equivocada, llega la paz” Rita Mae Brwon.

Otra forma para poder tomar decisiones es nuestra parte emocional.

HazloNuestro cerebro está permanentemente tomando decisiones y es que necesitamos certezas para no dejar aspectos importantes. Esta es la parte racional de la decisión pero la parte emocional  tiene que ver con lo que sentimos o lo que intuimos, pero no somos capaces de dar justificar mediante un razonamiento lógico.

Una emoción pasa por el sistema límbico del cerebro, pasa al córtex  a través del pensamiento al sistema emocional. Por lo tanto para poder tomar buenas decisiones tendremos que dejarnos fluir y escuchar nuestras  emociones y nuestras necesidades más profundas.  Discernir racionalmemente los pros y contras para tener el mayor porcenyaje de certeza posible certezas, aquí entra la parte racional y asignar valor a cada opción que obtenemos.

Pero lo más importante de la decisión es el HACER!  Prueba y verás

Como decía Proust:

“Lamentamos solo las cosas que no hemos hecho” Marcel Proust. 

¿A qué estás esperas?

 

Dejar un comentario