CV = ¿Cómo te Vendes?. La importancia de un buen Curriculum.

Buscar trabajo lleva su curro.
Buscando empleo durante la gran depresión – 1930’s
Resumen del espacio de radio "Los lunes al sol" emitido en la cadena Onda Vasca el 19-01-2015 dentro del espacio "La tarde en Euskadi" dirigido por Begoña Beristain.

La regla de los 3 segundos.

Un Curriculum Vitae es una herramienta esencial de nuestro plan de marketing personal que nos ayuda a posicionarnos en el mercado en el que nos queremos desarrollar profesionalmente.

Pero un Curriculum no es una novela en la que contamos nuestra vida. A lo largo de mi experiencia profesional he visto como personas altamente capacitadas eran desestimadas porque enviaban unos curriculums de cinco o más páginas…. y eran rechazados porque un buen curriculum debe captar la atención del entrevistador en tan sólo 3 segundos!!, más o menos lo que tarda el seleccionador en leer medio folio, de forma apresurada.

En ese medio folio has de decir quién eres, qué has aprendido, qué habilidades técnicas y sociales posees e incluso qué rasgos de tu personalidad te pueden definir.

También es un lugar donde puedes expresar valores e intereses personales, dar oportunidad a tu singularidad, que además es lo que te va a diferenciar y distinguir de tu competencia, el resto de aspirantes al puesto de trabajo.

Para redactar un buen curriculum, lo primero que hay que poner son los datos personales que sólo han de circunscribirse a dos:

  • Nombre y Apellidos
  • Datos de contacto. (Teléfono, mail y, si se dispone de él, perfil en redes sociales profesionales como Linkedin) De entrada no tenemos que poner fotografía, a no ser que se especifique en la oferta de empleo. No queremos que nos contraten por nuestra cara bonita, sino por quienes somos y por lo que sabemos hacer. Ni tampoco es necesario poner la edad, porque la edad no determina a un buen profesional.

Acto seguido incluiremos un breve resumen, de no más de cinco líneas acerca de quiénes somos, qué hemos aprendido, qué experiencia y habilidades técnicas y sociales poseemos e incluso qué rasgos de tu personalidad nos puedan definir.

Saber quiénes somos es quizás una de las preguntas más difíciles para respondernos a nosotros mismos  o en una entrevista de trabajo, por lo tanto, es muy importante que nos adelantamos a esta situación realizando un trabajo de “auto-definición” para que sea más fácil “vendernos”, cuando llegue el momento.

Este ejercicio que suele realizarse en coaching, pero que  hemos de hacerlo mientras preparmos nuestro curriculum.

Todo lo que hemos aprendido a través de nuestra experiencia y formación en cualquier tipo de trabajo, es nuestro bagaje profesional y lo que nos va a dar valor. La auto-definición serán nuestras características personals y nuestras capacidades.

A continuación os doy unas cuantas palabras en donde quizás puedas reconocer alguna característica que os defina o que os ayude a  definirtos con claridad:

Práctic@; Productiv@: Perseverante; Responsable; Racional; Exigente; Eficaz; Eficiente; Estable; Imaginativo; Persuasiv@; Buen comunicad@r; Sociable; Leal; Amable; Líder; Intuitiv@; Comprometid@; Perfeccionista; Preciso; etc.

Estas preguntas forman parte del trabajo en redactar un buen curriculum y estas palabras pueden ayudarte a definir algunos rasgos de tu personalidad pero hay muchos más que quizás tú ya tienes pensados.

¿Encuentras entre estas palabras alguna que te defina?, ¿Pondrías alguna otra más?…

darren Moore 14

Sea lo que sea, estas palabras deben de ir con un buen argumento que las respalde para que ese argumentario de “venta personal” en tu mercado sea más fiable y creíble.

Con estos dos elementos, datos personales y de contacto y breve resumen de quiénes somos, el seleccionador ya se puede hacer una idea de nosotros y de nuestras aptitudes para el puesto, en sólo 3 segundos

Aspectos a no olvidar:

  • Utlilizar un lenguaje claro y sencillo.
  • Algunos toques de la jerga, el argot lenguaje técnico con palabras clave de tu sector profesional
  • Una redacción ágil, con frases cortas, que faciliten su lectura.

Así mismo, la forma de redactar nuestra vida profesional debe de aportar claridad, fiabilidad y valor. Ha de mostrar autenticidad y generar confianza en la persona que lo está leyendo y con el fin de evitar incertidumbres.

Dejar un comentario