Yo soy

SER es uno de los primeros verbos que aprendemos a conjugar desde nuestra más temprana, y lejana infancia, y digo lejana porque parece que es la expresión que más nos cuesta reconocer cuando nos convertimos en personas adultas como forma de auto-reconocimiento.

Vivimos con permanente actitud de duda acerca de lo que los demás, nuestra, famlilia, amigos o compañeros de trabajo piensan de nosotros, cuando somos adultos perdemos nuestro sentimiento de identidad más íntimo, dudamos de nosotros por el qué dirán, y esto no es una actitud hacia la vida de seguir adelante según YO SOY.

Preguntas como:

¿Qué piensas de ti mism@?

¿Crees que eres dueñ@ de tu propio destino?

¿Cuántas veces te dices “claro que puedo, lo haré”?.

no son fáciles de responder

No hace falta seguir a nadie, simplemente demuestra quién eres y predica con el ejemplo, no busques el respeto porque, ante todo has de respetarte a ti mism@. Se trata de pelear por la vida propia  y tener tu propia dirección, dotarla de sentido, incluso si nadie cree en ti.

Deja salir ese YO SOY, únicamente tú sabes quién eres, no digas “tal vez”. Nadie tiene que decirte a donde ir ni qué hacer porque en el fondo ya lo sabes. No te conviertas en lo que otros quieren que seas porque los otros no saben quién eres y lo que puedes llegar a ser y sólo tú decides.

El mayor enemigo de ti es ese enemigo interno contra el que luchas esa batalla de YO SOY, te hace dudar:

.-“No soy buen@ en esto….”

.-“No soy fuerte…”

.-“Quiero hacer pero no puedo…”

.-“No me merezco este amor…”

.-“He intentado todo y el mundo está en mi contra…”

.-“No merece la pena..”

Pero cuando aprendes a dirigir esa voz interna, ves que esa misma voz puede ir a tu favor en lugar de en tu contra, es entonces cuando vas creando tu propio futuro y sientes orgullo de ti.

Cultivar cada día esa voz interior para crear calma en tu cabeza, te hará sentir mejor.

Tienes un acuerdo contigo mism@ para sentirte mejor,  construir tu propio destino y decir con seguridad YO SOY, para realmente SER en plenitud

Dejar un comentario