Volver al trabajo

Cada vez es más frecuente escuchar cuando volvemos como,  cuando volvemos de vacacionnes,  tenemos la sensación de que no nos hubieramos ido nunca.

Los comentarios en su gran mayoría son pesimistas, como si no hubiéramos disfrutado, cómo si no hubiéramos descansado o desconectado y , para colmo, nos queda un año por delante hasta el próximo periodo estival.

Este tipo de pensamientos generana una cierta angustia o tristeza, por tener que volver a empezar……

Las claves de una vuelta a la normalidad están en nosotros mismos. Hemos de volver a nuestra rutina con un cambio de mirada, buscar alternativas a lo que hacemos, planificar de forma distinta la rutina, generar otras opciones diferentes a las anteriores, marcar objetivos razonables en el día a día y cumplirlos, no ponernos demasiados compromisos que sabemos de antemano que no los vamos cumplir, ya que generan frustración.  Mejor pocos, buenos y claros.

Saber qué prioridades tengo en el día, ser eficaces y comprometidos en su cumplimiento, nos ayuda a vivir más aquí, en el día a día, en la cercanía de la vida y no en el largo plazo.

Este plateamiento nos ayudará a ver con más claridad y a ser más conscientes de lo que realmente es importante para que la vuelta al día a día, a la normalidad, sea más llevadera.

Dejar un comentario