Coaching Personal


Coaching Personal | Bilbao

El coach personal facilita el proceso de desarrollo potencial de las personas para alcanzar objetivos coherentes y cambios en profundidad.

Durante este proceso, el proceso de coaching coach ayuda a las personas a esclarecer sus metas, ya sean personales, laborales, de relaciones afectivas, etc., y a ponerse en camino para alcanzarlas.

En palabras de T. Leonard, considerado como el padre del coaching moderno, “Un coach personal es tu socio en el logro de objetivos personales. Tu entrenador en herramientas comunicacionales y de vida, que te acompaña en la generación de cambios. Sostén incondicional de éxitos y errores. Guía en desarrollo personal. Co-diseñador en la creación de nuevos proyectos. Aliento en tiempos tormentosos. Es quien te despierta cuando estás dispuesto a escuchar tu propia alarma.”

¿A quién se dirige?

  • A todas las personas que quieren mejorar su calidad de vida, su liderazgo personal y sus relaciones interpersonales.
  • A las personas que quieren  mejorar su propia motivación.
  • A las personas, jóvenes y adultas, que quieren iniciar una carrera y/o priorizar una elección vocacional.
  • A las personas que quieren realizar un cambio personal o profesional.
  • A las personas que quieren desarrollar su potencial creativo e intuitivo.

¿Cuánto suele durar un proceso de coaching?

El proceso suele durar de ocho a treinta y dos sesiones de 55 minutos, aunque no hay nada establecido al respecto. El período entre sesiones es fijado de mutuo acuerdo, siendo seis meses un período medio para completar el proceso. El tiempo entre sesiones puede ser entre 7 y 15 días.

 

¿Qué beneficios puede aportar el Coaching personal?

Conocerse mejor, aprender a identificar el “saboteador interno” (esa voz que nos dice que no servimos para nada, que somos inútiles, o que nunca lo conseguiremos…), disfrutar del presente, aumentar la confianza, fortalecer la autoestima, gestionar mejor el tiempo, establecer prioridades para alcanzar las metas, escucharse, conseguir un mayor equilibrio entre las distintas áreas de la vida (trayectoria profesional, entorno físico, salud, familia, ocio, relaciones amorosas, dinero, desarrollo personal, amistades), mejorar la comunicación y los vínculos con los demás, reorganizar el día a día, aprovechar la vida…